Valquirias para Alemania | Hacienda


En la mitología nórdica, las valquirias eran divinidades femeninas que, una vez concluida la batalla, ayudaban a Odín a clasificar a los guerreros más heroicos caídos en combate. Su propósito era llevarlos al Valhalla, salón de los caídos, donde celebraban banquetes y se preparaban para librar la batalla del fin del mundo. Estas guerreras mitológicas sirvieron al compositor ario Richard Wagner para componer la ópera La Valquiria, de la que tan conocido es el preludio de su acto III, reputado popularmente como la Comitiva de las Valquirias.

Adentro del proceso de proteccionismo y desaceleración mundial, Alemania está siendo una de las mayores damnificadas conveniente a su dependencia del exógeno. Sus exportaciones de fortuna suponen un 40% del PIB, frente al 23% de los países del G20, o el 10% de EE UU. Tras la encogimiento de una décima del PIB del segundo trimestre, el avería de su producción industrial (-5,2%) y trece meses de caída de los pedidos a industria, todo apunta a que, a finales de mes, se confirmará una recesión técnica. ¿Ha perdido Alemania la supresión y tienen que venir las valquirias a rescatarla?

Muy posiblemente, el próximo jueves el BCE anunciará un retazo del tipo de depósito hasta el -0,5%, que no será suficiente para impulsar la demanda agregada, por lo que, en Europa, son muchos los que se plantean combinar esta medida con programas de expansión fiscal. El cumplidor cambio parlamento prohijado por Alemania en 2009 y los esfuerzos de los últimos primaveras le han permitido disminuir la deuda pública sobre PIB desde el 82% en 2010, hasta el 61% y copular de un superávit presupuestario del 1,7%, ofreciéndole capacidad para acometer medidas fiscales expansivas.

En el país germánico se prohíbe el aumento de la deuda pública a nivel constitucional y cualquier adeudo fiscal superior al 0,35% del PIB requeriría la afirmación del “estado de emergencia” y la aprobación parlamentaria. Según nuestros cálculos, el Gobierno podría aprobar un estímulo de unos 25.000 millones de euros sin rebasar los límites constitucionales (cantidad inferior a los 50.000 millones de euros sugeridos por el ministro de Finanzas hace pocos días).

Lamentablemente, el ganancia de maniobra del que disponen Alemania, Holanda o Irlanda no es extrapolable al resto de miembros de la eurozona, que presenta altos niveles de endeudamiento y parte de elevados déficits fiscales, limitando la capacidad para implementar estímulos fiscales.
Comenzamos septiembre como si estuviéramos asistiendo a la representación de La Valquiria en un teatro. Sabemos que el BCE está a punto de lograr, el acto III acaba de comenzar y la Comitiva de las Valquirias comienza a sonar, amoldonado luego de una gran batalla como la supresión comercial. El telón todavía está recostado, pero ya se audición el sonido de las trompas. En Europa no esperen medidas fiscales para todo el mundo; serán reactivas y, recuerden que las valquirias son sólo para los que tienen fortaleza financiera como Alemania.

Joan Bonet Majó es director de Logística de Mercados de Banca March.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *