Un centro para guardar las criptomonedas de las grandes tecnológicas | Hacienda



La junta directiva del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) aprobó ayer la creación de un Centro de Innovación encargado de supervisar los avances en materia de tecnología financiera. El anuncio se considera una respuesta a una de las advertencias que hace en su mensaje anual el coordinador de los bancos centrales: la irrupción de las grandes compañías tecnológicas en el sector supone un desafío y una competencia para las entidades bancarias.

El papel del nuevo organismo será precisamente “identificar tendencias tecnológicas relevantes, dar apoyo a esos movimientos cuando sea consistente con su mandato y prolongar actualizados una serie de requerimientos regulatorios con el objetivo de custodiar la estabilidad financiera”, según señaló Jens Weidmann, presidente de la sociedad directiva del BIS, en un comunicado difundido ayer. “La revolución de la tecnología de la información no conoce fronteras y tiene repercusiones de modo simultánea en muchos sitios”, añadió.

Aunque el BIS no lo cita expresamente, recientemente Facebook anunció la creación de Libra, su propia criptomoneda. La aspiración de Calibra, la filial financiera del superhombre tecnológico, es que la nueva divisa eche a marchar en 2020 y sirva para “reinventar el monises”. Para darle estabilidad, la moneda está apoyada por una reserva vivo y será intercambiable por divisas tradicionales.

En su mensaje anual, el BIS advierte a las autoridades nacionales que deben seguir de cerca la incursión de las compañías tecnológicas en el mundo financiero, por los pertenencias que pueda tener sobre la privacidad de los consumidores, la competencia, los mercados y el propio sector bancario.

Nueva crematística

“Existe una nueva crematística emergente dirigida por los cambios tecnológicos, demográficos y ambientales”, señaló Mark Carney, del Comité Crematístico Consultivo del BIS. “Mientras el sector privado está al frente de esas innovaciones, sus esfuerzos serían más efectivos si la infraestructura del sistema financiero general le da apoyo, le da resistor y nivela el campo de competición. Los bancos centrales tienen un papel importante”.

Como parte de esa nueva táctica de control aparece luego el Centro de Innovación (Innovation Hub en inglés). De momento, el BIS no ha especificado qué dotación presupuestaria ni de personal tendrá. Siquiera la término en que echará a marchar. Lo que sí detalló ayer es que el Porción Doméstico Suizo (SNB) y las autoridades monetarias de Hong Kong y Singapur han firmado ya su respaldo a la iniciativa. Esas tres ciudades acogerán las sedes iniciales, que en Basilea y Hong Kong aprovecharán instalaciones del BIS. En Singapur la puesta en marcha se retrasará un poco porque hay que despabilarse un espacio. “Centros adicionales en América y Europa se añadirán como parte de una segunda etapa de implementación”, detalló el comunicado publicado ayer.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *